El método de Hamilton Modificado tiene la importante propiedad de que, siendo iterativo, se mantiene muy cerca de la cuota exacta, cumpliendo con el requisito de representatividad, y evitando los posibles conflictos que su predecesor Hamilton podía acarrear.
El funcionamiento está dado por el siguiente proceso:

1. Se calcula la prioridad de cada participante según la fórmula:

donde vi es la cantidad de votos del partido, V es el total de los votos y ai-1 son las sillas que lleva el partido hasta esa etapa.


2. Se asigna el escaño a quien tiene la mayor prioridad.
3. Se repiten los pasos 1. y 2. hasta repartir todas las sillas.

Este método se trata, sin duda, de una posibilidad escasamente explorada por los expertos electorales.