Los métodos de Huntington tienen larga data y han sido aplicados en muchos países bajo diferentes nombres. El más antiguo de estos métodos fue propuesto, para el parlamento de los Estados Unidos, por Thomas Jefferson en 1792, quien lo sugiriera para asignar representantes por estado; uno de los requerimientos que Jefferson perseguía era que el método tomara en cuenta las variaciones del tamaño de la población medidas en cada censo.
Este método (también conocido como el de los Divisores Grandes o el método de D'Hont) ha sido usado extensivamente en Europa. En Estados Unidos fue aplicado entre 1790 y 1830, a partir de los censos ocurridos en ese período. En nuestro país también fue usado por mucho tiempo, por lo menos desde la Constitución de 1925 pero conocido bajo otro nombre: el método de Cifra Repartidora.

En 1792 no hubo una única propuesta de método de asignación: Alexander Hamilton propuso uno alternativo al propuesto por Jefferson, también para asignar sillas a los estados de la Unión. A los pocos años, en 1850, se lo adoptaba para la asignación de representantes del parlamento de los Estados Unidos hasta 1900 por sugerencia de Samuel Vinton, representante de Ohio, por lo cual se conoce como el método de Vinton.

Desde comienzos del siglo XX la atención se centró en desarrollar métodos que no admitiesen la paradoja de Alabama. W. F. Willcox generalizó una antigua propuesta debida a Webster para obtener un método de asignación monótono (sin paradojas), siendo usado en los Estados Unidos en 1911; de ahí su nombre de método de Webster. Este método fue propuesto en forma independiente por Sainte-Lague en 1910 y ha sido usado en sistemas de asignación en Europa.

El método de Iguales Proporciones fue el método que Huntington se esforzó por demostrar que era el mejor de los métodos que caían bajo su formalización. La razón era que, en opinión de Huntington, la diferencia relativa era la medida de inequidad más natural.

Sus esfuerzos estuvieron apoyados por dos selectos comités de matemáticos, los que enviaron dos informes al Presidente de la National Academy of Science: uno en 1929 y otro en 1948. Ambos informes mostraban las virtudes del método de Iguales Proporciones en contraste con los restantes cuatro métodos monótonos. Después de muchas discusiones, el método fue elegido por el Presidente Roosevelt en 1941 para asignar representantes en el Congreso de los Estados Unidos; las discusiones siguieron con el aporte de muchos otros matemáticos a fin de comparar los diferentes métodos de asignación. Para detalles, ver Huntington (1941) y Balinski y Young (1975).